La hospitalización a domicilio se define como una alternativa a permanecer en el hospital que permite recibir en la propia casa del paciente cuidados, así como tratamientos y otras atenciones iguales, tanto en cantidad como en calidad, a los que se pueden recibir en el hospital.
Entre sus ventajas se encuentran las siguientes:
~Favorecer el bienestar, la intimidad y comodidad del paciente al encontrarse en su ambiente habitual
~Evitar hospitalizaciones innecesarias.
~Disminuir el riesgo de infecciones hospitalarias que ocurren cuando el paciente se encuentra ingresado en hospitales
~Involucrar a los familiares en el cuidado y la evolución del familiar.
~Optimizar los centros clínicos al mejorar la utilización de los recursos disponibles.
Para poder ingresar en una Unidad de Hospitalización a domicilio se precisan una serie de requisitos:
~Haber estado ingresado en un centro hospitalario o entender el médico habitual que podría ingresar en esta Unidad evitando el ingreso en centro hospitalario.
~Que la evolución de la enfermedad sea susceptible de tratarse en un Unidad de estas características.
~Consentimiento del paciente
~Residir en zona donde haya cobertura con esta Unidad
~La vivienda debe estar adaptada a las necesidades del paciente y esa enfermedad.
~Que la familia se involucre
La Hospitalización a domicilio está especialmente indicada en unas determinadas patologías como:
~Pacientes con patologías crónicas (insuficiencia cardíaca, broncopatía crónica, etc.).
~Seguimiento de patologías agudas (como una neumonía) y en tratamiento con corticoides, antibióticos, etc.
~Enfermedades oncológicas: control de síntomas, seguimiento de tratamientos, cuidados paliativos, etc.
~Post cirugía: Tras determinadas operaciones para recibir la atención posterior necesaria (por ejemplo, las curas u otros cuidados postoperatorios, como tratamiento de escaras y úlceras cutáneas).
~Pacientes que requieren ventilación mecánica, tratamientos por vía intravenosa (antibioterapia endovenosa, nutrición parenteral…), etc.
~Patologías que requieran procedimientos técnicos como transfusiones o paracentesis.
Al domicilio del paciente, se desplazan los sanitarios a prestarle la atención que precisa y se le lleva el material necesario, desde un equipo de sueros hasta un material de curas.
Los sanitarios pautan las visitas que le van a realizar bien por parte de un DUE o de un médico o de ambos.
Ver más › Ver menos ›