La fisioterapia a domicilio es de gran ayuda para todas aquellas personas mayores o no, que se encuentran inmovilizadas y/o con poca movilidad y/o con dificultades para desplazarse por la razón que fuere y no pueden abandonar su domicilio.
Si la causa es el deterioro de la edad o la discapacidad la fisioterapia domiciliaria es de gran ayuda como parte preventiva para identificar y modificar factores de riesgo que afecten al paciente. Es imprescindible el tratamiento postural que permite prevenir importantes lesiones consecuencia de la inmovilización.
Si la causa es una lesión física que le impide la movilidad la fisioterapia se encarga de ayudar a la recuperación de la lesión.

En cualquier caso el Profesional de Fisioterapia se desplaza hasta el domicilio del paciente con todo lo necesario transportable y realiza el tratamiento que sea necesario mediante movilización, masajes o aplicando agentes físicos como son las corrientes eléctricas, los ultrasonidos, etc obteniendo unos buenos resultados en la recuperación de la persona.

En esta sección encontraremos a profesionales sanitarios titulados con acreditación profesional y experiencia en prestar este tipo de actividad sanitaria a domicilio.
Ver más › Ver menos ›